Madrid, 13 de julio de 2018
ES LA HORA DE LA FILOSOFÍA
La Conferencia Nacional de Decanatos de Filosofía celebra los primeros movimientos que el nuevo gobierno parece estar impulsando para recomponer la pésima situación en la que, con la entrada en vigor de la LOMCE, habían quedado las enseñanzas relacionadas con los valores éticos y el pensamiento crítico. Queremos aprovechar estos primeros momentos de impulso democrático para reiterar algunos de los puntos que, desde nuestra posición de responsabilidad en los estudios superiores de Filosofía, consideramos que inexcusablemente deben ser tenidos en cuenta en las futuras reformas normativas, que confiamos en que sean muy próximas:
1) La asignatura de “Valores Cívicos y Éticos” (los decanos y decanas de Filosofía reivindicamos el mucho más sencillo, tradicional y a la vez radical nombre de “Ética”) debe ser necesariamente cursada por todos los estudiantes como materia obligatoria. En ningún caso puede ser considerada como opcional o como alternativa a ninguna otra materia, y debe poseer un currículo unificado y común, centrado en los principios de racionalidad y en los valores democráticos de las sociedades contemporáneas.
2) Debe contar, asimismo, con un número de horas lectivas suficiente, a lo largo de toda la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato, para poder abordar en ella los muy diferentes e importantísimos problemas sociales sobre los que la sociedad nos demanda que los jóvenes reciban una adecuada formación, y también los contenidos históricos y conceptuales necesarios para que la reflexión sobre estos problemas no se dé en el vacío.
3) Desde hace décadas, el profesorado de Filosofía se ha venido encargando con total profesionalidad de las enseñanzas relacionadas con la Ética, y creemos que no hay dudas de que su preparación específica es la que mejor garantiza el cumplimiento de la función social y cultural de estas enseñanzas. Es básico, por tanto, que la normativa que se publique respecto a estas materias deje totalmente claro que su docencia corresponde a los docentes de la especialidad de Filosofía.
4) Por último, y no menos importante, la recuperación de las enseñanzas comunes de Ética tras el desaguisado de la LOMCE no debería ser separada de la situación general de las enseñanzas de Filosofía en la enseñanza media. Las conclusiones provisionales del malogrado Pacto Educativo, aprobadas unánimemente por todos los grupos políticos del Congreso de los Diputados, pusieron de manifiesto la necesidad de que ambas enseñanzas (Ética y Filosofía) formen parte de un único Ciclo Formativo obligatorio en todos sus niveles, para el fomento de una actitud crítica y autónoma frente al mundo. Consideramos imprescindible, por tanto, que exista también una asignatura de Filosofía obligatoria para todos los alumnos en el último curso del Bachillerato, con el contenido que sea más apropiado para cumplir con la finalidad de este tipo de enseñanzas. Recordemos que la propia ministra Isabel Celaá y el presidente Pedro Sánchez han manifestado en distintos foros, previamente a la formación del nuevo gobierno, la necesidad de recuperar esa obligatoriedad de los estudios de Filosofía en el último curso del Bachillerato.
@
A %d blogueros les gusta esto: